Páginas

jueves, 1 de diciembre de 2016

Brujeriiia !!

inq 1
1818. Dos siglos parecen muchos años, pero estamos hablando del abuelo de mi abuelo, lo justo para no haber conocido a nadie de esa generación.  Pero vínculo directo, nada lejano.
Arturo nos descubrió este caso de brujería en Villarta y –aunque he tardado mucho en leerlo- aquí está al fin. Pinchando sobre todas las imágenes las veréis al máximo tamaño; aunque os recomiendo guardarlas en el ordenador y leerlas despacio, trazado difícil de leer, necesita su tiempo.
  Volviendo a nuestra historia. Villarta, 1818, se acusa –por la persona de el cura- a Vicenta García de Brujería.
 AHN_INQUISICION_0087_Exp_0003/AHN_INQUISICION_0087_Exp_0003_0002.jpg
En concreto, se la acusa de curaciones supersticiosas.  La mujer de Juan Marfil –creo que es el abuelo de mi abuelo- ya no sabe que hacer para que su marido mejore, pues lleva meses enfermo. Así pues decide acudir a una curandera. Ni más ni menos que una curandera; y ésta le receta una serie de sortilegios. Entre ellos enterrar  huevos de gallina que actuaran de pararayos para el mal.
AHN_INQUISICION_0087_Exp_0003/AHN_INQUISICION_0087_Exp_0003_0004.jpg


Nada contra la religión ni magia negra. Una simple superstición, un ritual o un amuleto te podían condenar ante la inquisición. No he detectado nada más; la mayor parte del legajo son declaraciones duplicadas dichas por distintas personas (de gente que no sabía escribir ni leer lo que firmaba, que esa es otra). La prueba es el testimonio, la palabra.
Pero estamos en 1818, y lo que más me llama la atención de todo lo leído es el abismo que nos separa respecto a costumbres y recursos.  Dos siglos y parece otro mundo.
  Por fortuna para Vicenta, la cosa quedó en poco, el cura encargado de velar por la moral la vigila y si ella se arrepiente y promete no volver a tales prácticas no habrá castigo.
Como digo, la mayor parte es recopilación de testigos y burocracia interna. Es un expediente completo y recoge todos los pasos desde el cura de pueblo a su superior, de ahí al arzobispado y la vuelta. Si queréis leer con las primeras paginas tenéis de sobra.
AHN_INQUISICION_0087_Exp_0003/AHN_INQUISICION_0087_Exp_0003_0077.jpgAHN_INQUISICION_0087_Exp_0003/AHN_INQUISICION_0087_Exp_0003_0005.jpg











  Obviamente he buscado más documentos, más casos en el entorno y otro tipo de expedientes por diferentes casos.
inq 2En 1583 Juan Muñoz es detenido en los Yébenes, e incluso encarcelado, sin quedar claro el motivo.  Salió del atolladero porque un vecino se puso de fiador y avaló por su honra.
 De nuevo la palabra de uno como aval suficiente; aunque es fácil pensar que también hubo dinero para lubricar la moral del aguacil. (sino fue el propio rescate el motivo del arresto).


La historia de Vicenta es un candil para enseñarnos parte de esa sociedad -y por contraste la nuestra- desde la importancia de la palabra como contrato (la reputación como garantía); la carencia de médico al que recurrir –o no tener dinero para ello-; la necesidad de trabajar aunque lleves meses gravemente enfermo, porque si no vas, no comes; las bestias dentro de casa y aún así los huevos son casi un lujo; la palabra de la autoridad es suficiente, ni jueces ni juicio ni pruebas materiales (con la arbitrariedad y la corrupción de fondo)  ; la inmensidad de las distancias y las comunicaciones, que convertían a cada pueblo es un mundo cerrado.
Como digo, otro mundo totalmente diferente. En el mismo pueblo y con el mismo apellido, pero nada que ver con Juan Marfil me temo.

           Agradecimientos a Artura Molina.

2 comentarios:

JCMolna dijo...

Por cierto, y para quién quiera adentrarse en como se las gastaba la Inquisición por aquí, por nuestra comarca, os recomiendo la lectura de este libro http://www.desideriovaquerizo.com/publicaciones/ines/ines.html, de un medio paisano de Herrera del Duque. Digo lo de medio paisano, por nuestro secular trato distante, aunque ahora cada vez menos, con la gente de Herrera.

Repito buen libro para ver como actuaba la Inquisición contra conversos, brujas o cualquiera que ella etiquetaba de "hereje". Unos siglos antes que el caso aquí referido, pero siempre igual, al lado de la corona y de los poderosos. Defensa de intereses Iglesia-poder (corona de los RR.CC.) y así tener a la población acojonada.
JCMolina.

Anónimo dijo...

juan carlos (erillas)

No conocía nada de ese hombre, el padre de una amiga me habla bien de él. Intentaré autoregalarme algo suyo estas navidades. Investigando para esta entrada me ha llamado mucho la atención ciertas cosas. Yo vinvulaba inquisición a iglesia, y por lo visto iba muchiiisimo más allá. Hay actas sobre insultos, mala vestimenta (cuando no había para zapatos a ver cuantos tipos de ropa ibas a tener), etc etc. Una pasada. Suena a policía de la moral de algunas monarquías islamicas petroleras actuales. Y sobre todo, suena a corrupción total. Siempre he pensado que estaba exagerado cuando se habla de lo importante que es leer o escribir y los "pobrecitos pueblos analfabetos" y con esto he alucinado, pensando que miles de ellos firmaban cosas que no sabían, y daban consentimiento a condenas que no tenian más prueba que la palabra de un interesado.