Páginas

martes, 4 de octubre de 2016

llevar a la virgen

   Día de mayo en octubre –como suele suceder- para acompañar en el paseo a la ermita.  8 kms sin más llano que el puente, con la carretera peor que el camino, y una cuesta arriba para cribar quien quiere ir y quien se queda en casa  (sin olvidar los constantes coches que no saben calcular 90 minutos y no dejan de furrugar a los acompañantes)  si aún así, no es milagro que cada año se vuelva a acompañar la talla a la ermita…  muy poquito tiene que faltarle.

isma

  Llevaba años sin poder ir –y sólo acompañé hasta el puente- pero me esperaba mucha menos gente, por lo que me agradó que se siga manteniendo. Y en cierta forma me entristeció ver que no hay nadie nuevo. Siempre los mismos fieles,   y muchos de ellos -como yo- muy alejados de la iglesia y sus liturgias; simplemente por dar un paseo a la ermita con la tradición como excusa.

IMG_20161002_103707

No me importa ser pesado, así que vuelvo a mi linde: tenemos que conseguir atraer villarteños a Villarta, que haya vida social. En fiestas, puentes y demás, o nos va a quedar un pueblo fantasma precioso (repleto de casas nuevas).