Páginas

lunes, 7 de diciembre de 2015

Casas en venta (1ª parte)

  Tenemos un pueblo que cae. Porque sin población un pueblo solo es pasado. Un fin de semana la tele me expulsó de mi propia casa, y decidí dar un paseo por el pueblo.
  Me llaman la atención la cantidad de carteles de SE VENDE que decoran el pueblo. Eso y la contradicción de los precios exorbitados que tienen las casas en supuesta venta. Si los precios en Madrid han caído un 30% (en mi barrio casi el 50%) en Villarta siguen pidiendo 10 millones de pesetas por casas que –recordémoslo- pillan muy lejos del metro o de cualquier centro comercial; o han llegado a pedir 40 Mills de pesetas por algunas   ¡¡En un Villarta!!
casas
En un entorno nacional a la baja, que debería acentuarse en un pueblo alejado de núcleos y vías. 
  Con un exceso de casas y falta de gente que quiera permanecer en el pueblo, más aun de gente que quiera ir a vivir  (exceso de oferta).
  Con bienes que se deprecian; porque los tejados se caen, porque la reforma y actualización del interior cada año que pasa es más cara. 
  Con un entorno económico de crisis –que va a permanecer, no es coyuntural- y gente que lleva años sin ir por el pueblo, y poco o ningún vinculo que les atraiga.  En muchos casos, si la economía los aprieta, verán la casa del pueblo como un objeto del pasado que les puede dar algo de dinero.  Es decir venderán barato. Más cuanto más casas en venta halla, obviamente.
Puedo equivocarme en mi análisis, pero si compartís buena parte de mis premisas…  ¿Por qué tienen esos precios? ¿Quieren vender o les sobraban carteles?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo pa' mi que no tienen muchas ganas de vender, con alguno que he hablado y dicen si me dan tanto y si no que se quede ahí.

Y la verdad que si te das una vuelta por el idealista o foto casas veras casas en los pueblos de alrededor que además de tener mas vida, venden casas en mejores condiciones y mas baratas.

Anónimo dijo...

Son como los olivos, nadie los quiere pero nadie los vende ;-)

Anónimo dijo...

somos como la grama, siempre apegados a nuestro entorno, tenemos
poco de fenicios.pero la cuestión es, si la perdida de lo nuestro,
es rentable, ó solo lo hacemos por aquello de no querer perder nuestra identidad.
Es el por si acaso, lo que nos lleva a no querer desprendernos de lo nuestro, O´es la miseria humana, que antes que te aproveches, que se hunda.::pero estamos en un estado de derecho,
y "dura lex,,sed lex"