Páginas

viernes, 5 de junio de 2015

Mina de titanio

Hace unas semanas nos llegó la noticia que se iba a explotar una mina de Titanio en Arroba de los montes; y nos hemos puesto a buscar información.

enlace  a  La tribuna de Ciudad Real  planta en La puebla

enlace a    La tribuna de CR   Francia se interesa por mina titanio

enlace a     Castilla La mancha esconde Tierras raras

  Vemos en las reseñas 1- que se trata de una compañía francesa –que tengan que venir de fuera a descubrirnos lo que tenemos dice mucho de nosotros-; 2- que de momento son prospecciones y no es un proyecto cerrado; 3 -que si las catas son prometedoras la planta se puede construir en La puebla, por estar mejor comunicada  (infraestructuras como clave para el desarrollo, en este caso vía menores costes de trasporte); 4- que será una mina a cielo abierto, más contaminante, y el plan medio ambiental ha sido parte fundamental en la tramitación de la licencia y 5- que se esperan crear unos 40 puestos de trabajo.

  La mina de titanio es el tema de esta entrada, pero en el fondo hablamos de empleo, y riqueza natural que atrae a grandes empresas. En la coyuntura en la que estamos el tema del empleo es una preocupación constante –que me lo digan a mi-, y ya hemos dicho que es una clave para que nuestros pueblos retengan población y respiren, pero la mina no deja de ser una anomalía, una pepita de oro en la casquera, no un factor que se pueda replicar y crear riqueza en otras zonas.

Algo parecido a los molinos eólicos  (la semana que viene en los plenos) cuando eligieron nuestras sierras. Un factor exógeno porque no encontramos suficientes recursos internos.

 También se trata de el reparto de la riqueza generada, que parte se queda la compañía y que parte debe revertir en el pueblo. En este caso son materias primas muy especificas y vinculadas a productos tecnológicos (caros y de alto valor añadido) y espero que no se les olvide a los políticos (gestores) de la zona, que parte de la inversión debe transformarse en infraestructuras a largo plazo, que permitan mejoras y negocios futuros no solo rentas actuales. Es decir que acabar con el hambre de hoy permita también conseguir Pan para mañana.

Y el tercer tema de fondo es la explotación de recursos minerales y los costes medioambientales. Por fortuna la UE es exigente en esos temas, en países como China el coste a largo plazo –en contaminación de aguas y tierras- acaba siendo mayor para las zonas que sufren estas explotaciones.

¿Me paso pensando? Puede ser, pero el tema de factores exteriores como solución a problemas internos siempre me cuesta un poco de digerir. Si tenemos que depender de la suerte…