Páginas

domingo, 21 de junio de 2015

Depuradora ecológica de agua

En los últimos años hemos leído –en plenos, en textos técnicos de la junta, en noticias diversas, etc.- varias referencias a los problemas con el agua y la falta de depuración en muchos de nuestros pueblos.
El agua es un bien escaso e irremplazable, sin agua no hay vida. Para abastecernos;; en las ciudades hemos optado por un modelo de circuito, donde reutilizamos el mismo agua tantas veces como es posible, a base de grandes estructuras llamadas depuradoras, procesos químicos, físicos y magia (supongo).
En los pueblos se hace imposible poner depuradoras tan grandes y complejas. Obviamente el principal problema es el alto coste de una depuradora para poblaciones medianas (que decir ya de las pequeñas), no solo el coste de construirla sino el coste de funcionamiento y de mantenimiento.
Esto es solo la mitad del problema –el agua que entra en nosotros- la otra parte es el agua que dejamos tras usarlo en mil procesos domésticos o industriales. Hoy Paco nos trae una depuradora ecológica, sin coste energético, sin químicos.




Un sistema pasivo, que facilita la descomposición de materia orgánica, y facilita la absorción de fosforo, nitrógeno y metales pesados.
Somos conscientes que el éxito de la idea será por el ahorro de costes y no por las implicaciones ecológicas –fuera de esta redacción cuesta hablar y que te escuchen según que temas- pero el que la mayoría de poblaciones vierta sus aguas sucias sin tratar nos convierte en un problema ecológico latente que tarde o temprano alguien tendrá que solucionar, problemas indirectos que tendrán aquí su origen, pero como no se ve de forma inmediata…. pues cuando sean visibles los problemas nos llevaremos las manos a la cabeza, parece ser la política actual.

*Hay varias empresas extremeñas lideres mundiales en estos temas. Tratamientos de aguas y residuos a través de algas, microorganismos, plantas, pero no he encontrado los documentos donde las tenía.

3 comentarios:

ABlasco dijo...

Muy muy interesante. A este respecto somos un municipio complicado. pobres y doblemente necesitados puesto que son dos las depuradoras que necesitamos, una para cada vertiente. La ventilla y las peñuelas. Por lo que he leído casualmente tanto la una como la otra tienen espacio para desarrollar el vaso del humedal y seria una forma de positivar la multa que cada año nos imponen por verter las aguas al pantano sin depurar. Otra incongruencia mas de la administración. que todo lo soluciona económicamente. Ponga soluciones en lugar de multar subvencione depuradoras con lo destinado al multa anual. La multa es importante

ABlasco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Juan Carlos (erillas)

Totalmente de acuerdo con Arsenio, no podía haberlo explicado mejor.