Páginas

domingo, 13 de octubre de 2013

clausura de la escombrera

  En el pleno de Julio se nos decía que tras una reunión mantenida en Mérida “…en septiembre u octubre como mucho se clausurará la escombrera, por lo que las obras menores irán al punto limpio, y las mayores tendrá que gestionarse la retirada con alguna empresa…”
   Ya hay una maquina allanando y repartiendo los escombros.
Hay posiciones muy encontradas al respecto, a continuación os dejo una exposición de motivos, cada posición de un color.
1378495_10202277943656576_1144507994_n
  La ley de régimen local determina que la potestad de gestión de los residuos urbanos es municipal, así lo refleja el siguiente decreto (DOE 47, del 3 marzo 2011) en su articulo  3.2 :
 Los Ayuntamientos ejercerán a través de los servicios municipales correspondientes, de conformidad con lo previsto en la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, el control de la producción, de la gestión y del destino de los residuos generados en el desarrollo de obras y actuaciones de construcción y demolición, sometidos a intervención administrativa municipal previa.

 Por lo que el ayuntamiento es quién realmente debe gestionar los residuos, en lugar de delegar en otros.
Sobretodo porque esa delegación de funciones que le son propias supondrá que los vecinos tengamos que contratar camiones que lleven esos residuos a Villanueva o similar.
Es decir que cualquier obra mayor (construir una casa) supondrá unos 2.000-3.000 euros más solo por ese viaje de los escombros, que consideramos innecesario, pues hasta ahora contábamos con el servicio que nos brindaba El vertedero.

  Por la información que hemos podido reunir por distintas persnonas se nos dice que el origen de la actual situación viene de 2008, cuando la UE aprobó una normativa sobre el tratamiento integral de residuos. Normativa que luego se plasmó en un decreto estatal y otro autonómico.
  Desde ese decreto de 2011 el Seprona le recuerda al ayuntamiento que la escombrera no cumple las condiciones necesarias y que se debe clausular o se denunciará al ayuntamiento.     Se limpia varias veces y se les dice a diputación y Seprona que no hay más medios que los que hay y que el ayuntamiento no puede hacer otra cosa que limpiar regularmente.
  Se producen varios avisos por parte dela junta y diputación; se propone un punto limpio como solución intermedia (dado el enorme coste para cualquier ayuntamiento de un punto de gestión integral).
  *También se puso un contenedor donde arrojar los muebles y enseres, pero se seguían echando en la escombrera.
   El seprona clausura las escombreras en varios pueblos; desde Villarta se dice que no se puede hacer frente a al enorme coste de una gestión integral y se busca alguna solución intermedia, la junta responde que la solución sería un deposito temporal; En una explanada sin pendiente ni escorrentías hacia ningún vallejo o al pantano.
  Se propusieron algunos lugares, pero la consejería de medio ambiente no autoriza ninguna.
  Se llega la punto actual; la junta a pagado parte de la construcción de los puntos limpios, pero ordena el cierre de la escombrera.
  
  Como conclusión personal? pues cada uno que saque la suya, para una vez que tenemos a dos partes dispuestas a ofrecernos información no voy a ensuciarlo yo.
-y gracias a todos los que han colaborado con nosotros en esta publicación, espero no haber resumido en exceso.-

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas,
Mi opinión personal, es la siguiente.
Que los particulares que estuvieran interesados en hacer alguna obra mayor, pues llegado a este punto se lo van a pensar y mucho después de hacer números. Las empresas que se dedicaban a este servicio en Villarta me imagino que también verán menguadas sus beneficios al no entrar trabajo de esta envergadura. Resumiendo que a los de a pie nos siguen dando donde acaba la espalda.
Señores políticos sigan así, que con un par de empujoncitos más nos vamos todos al mismo sitio.

Saludos para tod@s

Anónimo dijo...

Pues bajo mi punto de vista el Ayuntamiento incurre en una dejación de funciones. No solo se entra en política para cobrar sino para enfrentarse y plantar cara a decisiones injustas y mas cuando te avala y ampara la Ley. Evidentemente que la escombrera no se podía sostener así por mucho tiempo pero se podía haber regulado, cercado y mantenida cumpliendo normativa vigente

Anónimo dijo...

Los residuos que se depositan hay de toda la vida no creo en ningún caso que sean contaminantes, ya que todo eran residuos de alguna que otra obra no eran residuos de ninguna mina, pero este ayuntamiento desde hace tres décadas esta empeñado en meternos en todos los charcos, asi que no nos queda nada mas que aprender a nadar por que hay algunos que nos cubren.
Un saludo de ALONSO

Anónimo dijo...


Eaaaaa!!!!. Que mitin....!!!!!

Anónimo dijo...

Hombre al menos los comentarios anteriores tienen opinión propia tu que criticas el mitin anterior que opinas al respecto de la escombrera. Yo creo que están dispuestos a como dice Alonso a meternos en todos los charcos y lo malo es que estamos con el agua al cuello y no hay salvavidas para tantos que lo estamos pasando mal con trabajo precario reducción de jornadas y de sueldos y los políticos siguen igual mal gestionando los recursos públicos y cobrando igual

Anónimo dijo...

tampoco ha encontrado mucha oposición por parte del ayuntamiento el alcalde dice que la
cuando se paga una vez la gente se acostumbra y no pasa nada

Anónimo dijo...

tampoco ha encontrado mucha oposición por parte del ayuntamiento el alcalde dice que la
cuando se paga una vez la gente se acostumbra y no pasa nada

Anónimo dijo...

Todos nos quejamos de los politicos, del ayuntamiento y todos lo hariamos mejor que cualquiera de ellos...
Pero aparte de enfadarnos ¿alguien está dispuesto a presentarse en las proximas elecciones? ¿a trabajar una vez al mes, aunque tengamos que ir desde madrid a los plenos?
¿alguien? solo oigo grillos.

Y no es una defensa a los politicos, es una crítica a los ciudadanos. Sólo nos quejamos, ¿para cuando pasar al siguiente escalón?? ¿Para cuando crear nuestros propios aciertos y errores?

Juan carlos