Páginas

domingo, 28 de julio de 2013

la plazoleta, mantenimiento


Dentro de las labores de mantenimiento habituales; esta semana le ha tocado al firme de La plazoleta y alrededores.
 Que sí, que las calles están muy mal y siempre parcheadas y todo lo que queraís -no le quito la razón a nadie- pero... que ayer estaba yo delante y la gente quita las vayas y pasa por encima sin el más mínimo conocimiento.
  Así es imposible.   Primero yo y luego me quejo.
 Desquiciante, la entrada anterior alababa a las asociaciones por trabajar cooperativamente y este ejemplo de conducta es lo peor del individualismo egoista.
 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Necesitamos mano dura y vara larga.

Anónimo dijo...

No es necesario ni vara larga ni mano dura, unicamente que todo lo que destruyamos juega en contra nuestra, por que luego hay que pagarlo, yó suelo visitar algunos pueblos cercanos, y la verdad es que siento verguenza ajena por que en todos los pueblos cuidan las cosas mas que nosotros no es normal que esten esperando que planten un arbol para ir y pelarlo o que hechen cemento y pisarlo sin tener ni el mas minimo cuidado, lo único que hay que hacer es concienciar a la jente que eso es patrimonio de todos.
Un saludo EL BERRACO

Anónimo dijo...

Luego...hace falta vara larga como dice el comentarista primero.

Anónimo dijo...

Berraco primero dices que que no, y después con tu razonamiento me vas dando la razón, si en todos sitios cuidan sus cosas y nosotros estamos esperando que hagan algo para destrozarlo, si tuviésemos civismo no no haría falta ni carteles, ni advertencias pero como somos cerriles lo único que nos endereza es la mano dura y vara larga.

Saludos de Joan Dita.