Páginas

martes, 1 de mayo de 2012

Fuente Nueva

DESCUBRIENDO VILLARTA
FUENTE NUEVA
Quiero recordar y recuerdo, el fluir constante del agua del Chorro Viejo. Pero no, no es de este Chorro del que yo hoy quiero escribir,…aún no es su tiempo. Reservado tiene su espacio,…su momento. Pero ahora no, que aún estoy lejos. Que quiero dedicarle mis más bellas palabras,…mis más sonoros versos…pero en otro tiempo.
Pero, ¿por qué se llama Chorro Viejo? A ciencia cierta, nadie lo sabe. O quizá…podamos intentar saberlo, o descubrirlo y…creerlo…o creérnoslo para nuestros “adentros”.
Esto es lo que siempre me he preguntado, el porqué de un Chorro Viejo, si con Chorro, sin adjetivo, era suficiente para sentirlo como nuestro. ¿Habría otro hermano más joven que nació de las entrañas de las sierras de nuestro pueblo? Mas joven puede ser que sí,…pero nunca…creo … más bello.
1-DSC_2678-001
Rebuscando entre papelotes, ya añejos, entre los que siempre ando revuelto, un día encontré que allá, en el túnel del tiempo, los villarteños le llamaban “Fuente Vieja” a lo que nosotros denominamos, Chorro Viejo. Lo mismo da que nosotros lo conozcamos como varón y ellos, como mujer plañidera, pues de sus lágrimas saciaban la sed de su cuerpo. Y tanto debieron adorarla, que ni de día ni de noche la abandonaban. Allí estaban siempre, las doncellas del pueblo, con sus cántaros y botijos, con sus cánticos y jolgorios, pero también las peleas disputándose el Chorro Viejo.
¿Serían los celos y estas peleas, quizá, los que llevaron a buscar un Chorro Nuevo? Esto al menos, es lo que yo pienso, en el mundo de mis sueños. Pero la realidad debió ser más sincera, más dura, menos bella que mis sueños. ¿Dónde buscaron más agua los villarteños? En muchos lugares sin duda, pero hubo uno en concreto.
Mi pensamiento siempre “ojo avizor”, descubre un día en las páginas de The Villartimes, un mapa de Villarta en el que destaca en letra grande y legible, un topónimo, cerca del pueblo, en el que puede leerse “FUENTE NUEVA”. ¡Sorpresa! Me lo encuentro así, de sopetón. Esto es un buen inicio, una pista por donde comenzar a bucear en el tiempo y en los recuerdos.
Realizo las pertinentes consultas a los compañeros de esta maravillosa aventura que es The Villartimes. Unos y otros ponemos a funcionar la máquina de la investigación. Allá uno echa mano de lo que tiene mas cerca: tíos, madre, padre, máquina de fotos, mapas…y cualquier otro elemento humano o material que ayude a esclarecer este pequeño enigma.
Según parece, allá donde se juntan y dan la mano las dos callejas de los dos cementerios- o Camposantos-, hay un lugar donde brotaba agua de ¿ manantial perenne?. Las crónicas y comentarios de personas mayores, nos relatan que “haberla húbola”, aunque no fluía con mucha insistencia. Claro que…eso es lo que ellos recuerdan. Pero…”un suponer”, podría llevarnos a pensar que, en años lluviosos, debió generar abundante líquido, de tal forma que llevase a poner una “chorrera” y adecentar el manantial. En estas condiciones es como lo han conocido las personas que aún nos hablan de ello.
¿Esta fuente fue tan importante como para llevar el apelativo de Nueva y equipararse y contraponerse a la Vieja? Mi opinión es que fue una más y aunque la vida de esta Fuente Nueva fue de varias centurias, no llegó a tener tanta importancia, aunque cumplió su función, saciando la sed de muchos villarteños y pastores trashumantes que muy cerca de aquí pasaron, pues la Cañada Real a muy pocas varas de distancia discurre por el laberinto de estas escabrosas montañas. Por mi experiencia en estudiar y comprender los lugares de Villarta que se denominaron “nuevos”, creo que no tendría tanta relevancia, en comparación con su “hermana mayor” del lado opuesto. Sin embargo, el topónimo está ahí, fruto de su existencia, dando nombre a una extensa zona alrededor del Cementerio – también Nuevo-. ¿Azar? ¿Casualidad?...todo es nuevo.
¿Cómo fue el final de este nuevo manantial, de la Fuente Nueva? Según cuentan, el Chorro Nuevo daba ya para “poco más que para llenar un botijo” pues languidecía tristemente, bien pudiera ser por “la pertinaz sequía”. La puntilla final fue dada, como otras veces y en otros casos, por el dueño de la cerca donde manaba el agua, que intentando remediar la sed de sus animales, profundizó e hizo un barranco; con este desatino, acabó por secar las débiles lágrimas que aún salían de la Fuente Nueva.
3-_DSC6028[1]-0012-_DSC6027[1]-001
villarta de los montes - Google Maps

Texto: ESSS
Equipo investigador: Juan Carlos, Paco y ESSS.

5 comentarios:

ABlasco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ABlasco dijo...

Bueno mi mayor reconocimiento al equipo de investigación sin ánimo de generar polémica según leía el artículo me llevo a pensar que a algo se le llama viejo cuando hay algo nuevo que lo desbanca. Dando por hecho que seria la llegada del agua al pueblo el motivo por el cual se le añadió el adjetivo de viejo. Y ningún sentido para mi tiene pensar que se abasteciera el pueblo de agua de esta fuente nueva dada su ubicación. Me levanto, voy al archivo viviente mi madre y mi padre y les pregunto por el tema corroborando mi sospecha. Mi padre me dice que antes solo se le conocía por EL CHORRO que no se acuerda de muchas fechas pero mi madre saca ese tonillo Villarteño tinoninonino tinoninoninona y me canta la estudiantina que sacaron a la empresa los cubiles. Esta empresa fue la primera en realizar la obra de tan mala calidad, que se le hizo una estudiantina. Julio el hermano de Julián de la Encarna era quien hacia las juntas de los tubos y le decía al encargado así. “…El que hace las pegas que es un muchacho formal mire usted que esto va mal y Silvestre (Capataz) le decía con muchísimo salero yo no vengo a traer el agua que vengo a por el dinero”. También se levantaron en huelga los del santo y en su manifestación al ayuntamiento a exponer sus reivindicaciones. Y como no podía ser de otra manera le sacaron estudiantina que decía “La centinela y el santo en huelga se levanto, fueron al ayuntamiento a pedir un gran favor, todos juntos van diciendo con murmullo y algazara queremos un caño nuevo no queremos “escurrajas “. Queremos un caño nuevo con agua de la naciente que le pongan en el santo para toda aquella gente. Y el secretario les dice con mucha formalidad que el alcalde no esta en casa y yo en eso no hago na” esto ocurría antes del 56 que es el año que se casaron mis padres y según dicen aun no estaban casados. Y termino con otra estrofa cuando les avisaba el ayuntamiento para trabajar “...A otro día por la mañana les avisan con los burros unos a llevar arena y otros a llevar los tubos y aquel que no tenga bestia no creáis que se escapa que el que no va llevar tubos va a picar piedra a la zanja”.
No me lo toméis en cuenta esperando los resultados de vuestra investigación reíros de los chascarrillos y mira seria bueno que fuéramos recopilando historias como estas para saber como se reían de las adversidades y penurias que pasaban.
Un saludo

Anónimo dijo...

Buenas noches:
ABlasco, la verdad es que me alegra que participes y aportes los datos y chascarrillos, que a mí me encantan y es bueno que se escriban y disfrutemos todos de ellos.Dicho esto, paso a contestar a la cuestión histórica.
Como ya he escrito en el texto, lo de "Fuente Vieja", viene de antiguo, hace más de 200 años. No son testimonios orales, hay documento escrito en el que se cita así y que puedo mostrar. Por otro lado, el topónimo "Fuente Nueva" también está ahí. Indudablemente lo otro es una como deducción lógica, no existe papel escrito que podamos aportarlo, puesto que de hipótesis y deducción se trata.
De todas formas, gracias por interesarte y si hay más datos que se puedan aportar sobre lo mismo, por mi parte, encantado de que se pudieran echar más luz sobre éste y otros temas.
En mis escritos hay una parte literaria,en cómo decirlo o en licencias que me permito con elucubraciones imaginarias que diferencio de la parte histórica, que está basada en unos datos muy investigados y documentados, donde después entran las hipótesis que formulo que trato de justificar con dichos datos.
Un saludo
ESSS

Anónimo dijo...

Querido: ESSS te felicito por tus escritos que me encantan y sigo fielmente, yo diría que con avidez, por eso me choco que te sorprendieras al ver un mapa la fuente nueva, según esos relatos tuyos con los que yo me siento muy identificado, viviste ese tiempo en el que los muchachos andábamos por huertos, cercas y callejas y conocíamos donde estaba casi todo, no con esto quiero polemizar sobre el nombre ni si era equiparable o no “al chorro viejo “, también quiero comentar que muy cerca de la fuente nueva, en la calleja que va para las “cañaillas” había otra que llamábamos la “charquilla”,

Anónimo dijo...

Buenas tardes:gracias por la felicitación y el seguimiento. Por otro lado, he de decirte que sí desconocía que ese lugar se denominase Fuente Nueva, pero es que yo soy de las "calles de abajo" y andaba menos por otros "andurriales". La verdad es que también desconozco muchas lugares a pesar de conocer otros muchos. Sí me gustaría que hubiese más gente aportando más datos y todo aquello que pueda enriquecer nuestro acervo cultural.
Un saludo
ESSS