Páginas

lunes, 7 de septiembre de 2009

resumen de la fiestas: dias previos




· Días previos:




la gran novedad de este año han sido los chiringuitos, nació el primero en el santo y traía bajo el brazo unas tortitas con chocolate….. ay omá que ricas!!! Además tenían pensado desconcertarnos y el primer día –viernes de mercadillo- inauguraron regalando el café y claro…. Eran los que mas difícil lo tenían –por lo alejado del mogollón de las fiestas- pero parece que han salido contentos y al año que viene podremos disfrutarlos de nuevo.
También nació otro en el cuartel y este tenía por emblema el glorioso mojito, como digo era el distintivo principal –e intentaron copiárselo en otros bares, pero no era lo mismo- pero como en el Santo se podía pedir cualquier cosa para beber y unos magníficos bocadillos (que los bares tradicionales no sirven y menos con esa relación precio-calidad/cantidad). El trato con el cliente; trato personal y gestos como unos aperitivos abundantes ha sido en ambos casos más profesional que en bares permanentes. El cuartel parece que ha sido el bar que mas éxito a tenido, a si que esperamos que el año que viene podamos volver a disfrutarlo.
Mención aparte hacemos de la peña, este año han tenido que reubicarse –al no conseguir la cesión del matadero en el santo- y ha resultado desplazada del centro de las fiestas, quedando solo a los ojos de la cuadrilla que la ha creado –el año pasado nos pasamos medio pueblo por allí y este a sido “mas intimo”-. Que no esté bajo el foco no implica que no se lo hayan pasado bien, con sus cantes, sus bailes, y hasta su “torneo” de ping pong.
Para los bares que abren todo el año la aparición de “tantos” chiringos a sido un palo, porque ellos esperan estos días para hacer caja y compensar el resto del año. Aún así con tanta gente como ha habido no han notado tanto bajón. Con todo el más afectado a sido el andaluz. Cesar es el único rentable en el día a día, y con estar en la plaza siempre estaba lleno. Y Alonso sigue su rutina de estar medio vacío hasta las 3 y luego llenarse hasta las 8. Personalmente lo he visto mas lleno que nunca y la noche del sábado si nos echan un poco de lechuga y atún por encima éramos una ensalada de gente.

Aun no hemos dicho nada del bar-churreria del chorro, pero no sabía donde ubicarlo. Obviamente lo hemos pisado varias veces –la dura labor del crítico- y se estaba realmente bien en la terraza –con su césped y to- pero no queremos incluirlo como chiringo pues parece que surge como bar permanente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Vivan los chiringos!! El año que viene tienen que volver a hacerle frente al andaluz y a alonso jajaja